hualco

Una piedra, millones de años

Una historia breve de paz y meditación al borde del precipicio.

hualco

Esto va a ser breve. Cuando llegue al sitio de Hualco, una ciudad arqueológica sobre el río del mismo nombre y con miles de historias para contar.

hualco

Fue apenas en los primeros pasos donde un cardón en flor nos dio la bienvenida y luego, a medida que uno asciende por la montaña donde se ven los recintos de pircas, funcionan con un magnetismo que uno avanza y no para hasta llegar a esos muros de mil piedras.

hualco

Está al borde de la quebrada. Y entre las mil formas de sentir a este lugar, es en unos pasos donde si miras el suelo vas encontrando piedras y trozos de cerámicas. ¿Restos de vasijas de hace mil años? Sí. Tremendo. Y piedras con distintos valores y significados.

hualco

Pero lo más impresionante, es la historia. Y quizás, por ello, por la fuerza energética que muchos le acreditan al lugar o simplemente porque es demasiada pureza lo que reina entre estos recintos, que una integrante del grupo, buscó un rinconcito bien en el borde hacia la nada. Se sentó. Y meditó. Hacia el infinito, el horizonte y el cielo.

hualco

Una línea blanca, se dibujaba en la lejanía. Silencio. Dan ganas de quedarse todo el día a sentir el silencio. Es la forma más parecida a la Paz. Acá.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *