peonias

Si te perdiste los tulipanes todavía podes ver las peonias

Su floración es hasta diciembre. Son casi tres hectáreas pero la intensidad del color y la forma dibuja un paisaje pleno cuando ya casi se terminan las flores del tulipán.

Muchos vieron las hermosas flores de los tulipanes que en la chacra de Juan Carlos Ledesma crecen y se dedica a su producción de bulbos, mientras que desde octubre hasta noviembre cuando se produce la floración, es un espectáculo natural con el telón de fondo de las montañas de picos nevados.

peonias trevelin

La chacra está a 5 kilómetros de las Cascadas de Nant y Fall, cerquita de Trevelin, Chubut, por la Ruta 259 y a 43 kilómetros de Esquel.

Juan Carlos se dedica a la producción de bulbos para lo cual es especial el clima templado de la región y por lo que debió trabajar para que la dimensión del bulbo sea la que pide el mercado. Unas 27 variedades de tulipanes hay en la zona y entre los diferentes colores muchos preguntan por el de color negro.

Mientras tanto se sonríe cuando desde un principio la gente pedía acercarse a los cuadros plantados, antes de la erupción de cenizas del volcán Chaitén, tenían seis hectáreas pero ahora lograron mantener tres.

peonias

 

El trabajo en el campo es todo el año, por preparación de la tierra, porque se planta en mayo y abril y luego de la floración, que se cortan las “copitas” y a fin del verano se cosechan los bulbos.

“Hay gente que llega y simplemente contempla el paisaje—dice Juan Carlos—otros caminan por el sendero, sacan fotos y hasta pintan cuadros”.

“Una vez –recordó a Blogruta40—llegó una chica por la mañana en un taxi. Ni me miraba, se quedó observando los tulipanes. Todo el día así. Parada mirando. De pronto cuando se fue el último empleado después del atardecer, llegó el taxi a buscarla y me dijo: No me quiero ir. Me quiero quedar acá con los tulipanes. Estaba como tildada. Me sorprendió mucho”.

Para Juan Carlos es común que la gente hasta llega para hacer yoga junto a las flores.

peonias

Cuenta que la producción es de bulbos porque la flor es chica, la vara mide casi un metro y se venden. “En la entrada de la chacra hay souvenir para quienes hacen la visita guiada, se van con un plantín “, así nadie se va triste”, dice.

En la última Feria Internacional de Turismo (FIT2016), el propio secretario de Turismo de Trevelin, Víctor Yañez, tenía en el stand  unos cajoncitos primorosos que contenían tulipanes y en esas mismas jornadas en la presentación que hizo el ministro de turismo de Chubut, Herman Muller, también el detalle distintivo fueron los tulipanes.

Hay una perla histórica en la vida de Juan Carlos y su familia. Es la quinta generación de galeses en la zona. Y cuenta que quizás su empuje y tesón viene de allí,  pues su bisabuelo materno, Cadfan Hughes llegó en el Mimosa en 1865 a las costas de Puerto Madryn, “dicen que al ver la costa y mientras acomodaban los botes, él se arrojó al mar y llegó nadando. Uno de los primeros en llegar a tierra”.

peonias

Pero, si ya te perdiste la floración de tulipanes, es hasta diciembre que podes seguir recorriendo la zona donde ahora comienzan a florecer las peonias, unas flores hermosas, que se remontan a 2000 años y son muy apreciadas en China y Japón.

En las formas de las flores y sus colores y en los campos floridos es que muchos encuentran la forma de recuperar el alma y para la gran mayoría es la energía de las flores la que revitaliza a quienes pueden admirarlas.

Para mayor info: tulipanestrevelin@gmail.com / www.trevelin.gob.ar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *