rio mayo

Río Mayo, pueblo lanero

Río Mayo en Chubut, es el último punto antes de ingresar a la provincia de Santa Cruz cuando uno va más hacia el sur por la RN40.

Le guardo gran cariño a Río Mayo porque fue aquí donde hice una de las primeras notas de esquila y como es la capital de la esquila todo está tuneado en ese sentido. La cartelería de las calles, por ejemplo, muestran una tijera de esquilar o el escudo de las montañas y la ovejita.

rio mayo

Aún se muestra en letras gigantes “Casa Lahursen” en los techos de lo que aún permanece como almacén de ramos generales. Pero quienes hace mucho que no pasan por aquí deben detenerse unos instantes porque en cada fachada siempre, siempre, hay algún mural alegórico. Sea kiosco, casa de comidas o comercio de ropa siempre está todo pintado con dibujos alegóricos.

En la estación de servicio hay unos quesos y salamines increíbles. Y hasta tartas de verdura o pizzas se pueden comer.

rio mayo

Pero es quizás en la entrada del pueblo donde está el monumento a la esquila, hecho de hierro y de líneas simples, al que hay que ver de lejos porque figura el gesto y el perfil perfecto del esquilador en plena tarea.

rio mayo

Vine a Río Mayo hace más de diez años cuando presencié la primera esquila de guanaco en plena Fiesta de la Esquila con los productores laneros.

Los hermanos Mazquiarán, José, Norma y Nelson fueron y son anfitriones de lujo en esta metié del guanaco en su estancia, con la historia de la primera escuelita y donde su propio abuelo forjó la historia lanera. Pero ellos siguieron y tallaron otra historia: la de la producción sustentable del pelo de guanaco. Pero me guardo esta perla para el próximo post.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *