chañarmuyo

Alta gama en La Rioja Chañarmuyo I

El horizonte de cerros y cielo. Abajo un mar de viñedos y de pronto, se recorta, la bodega Chañarmuyo impecable al final de las vides.

Febrero es Chaya y vendimia en La Rioja, en el norte argentino. Pero hay un sitio al que llegué unos diez años atrás, en el valle de Chañarmuyo al pie del cordón del Paimán, en el departamento de Famatina, casi llegando a Catamarca, donde el último sol de la tarde nos apuró a trepar el cerro y tener la vista más inmensa de este rincón en el mundo.

El horizonte de cerros y cielo. Abajo un mar de viñedos y de pronto, se recorta, la bodega impecable al final de las vides.

El paisaje es asombroso y se tiñe de colores de acuerdo al sol con lilas y naranjas sobre las laderas de las montañas. Pero quien hace mucho o nunca estuvo en La Rioja, debe saber que el paisaje es único, y el lugar concebido para recibir turistas es impecable. La arquitectura de la bodega y del hotel está en comunión con el paisaje.

chañarmuyo

Los enormes ventanales desde el desayunador o hasta en el recibidor, devuelven imágenes plenas del valle y las montañas. Fuera, el recorrido está diseñado con enramadas y parrales, cactus y caminos de piedras hasta llegar a la piscina.  Hay rincones especiales para disfrutar de cada vista hacia la inmensidad.

Son casi tres horas desde La Rioja capital para llegar aquí donde uno se aquerencia y dan ganas de quedarse. Es en el norte riojano, en el departamento de Famatina, cerquita de Pituil, Angulo y Campanas. Es camino al dique, y el emprendimiento surgió en el año 2000.

chañarmuyo

El propio dueño, Jorge Chamas, cuenta que no había nada cuando sobrevolaron la zona en un bimotor con uno de sus mejores amigos. Lo cierto es que hoy, este pueblo que tiene historia precolombina, late junto a la bodega.

chañarmuyo

Febrero es tiempo de Chaya y Vendimia. Aquí en Chañarmuyo, comenzó y está a pleno. Dicen que en cada momento del año, el paisaje es increíble incluso cuando nieva.

Abierto todo el año: www.chanarmuyo.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *