huella andina

A caminar que se acaba el mundo (II)

Mis borceguíes y curiosidades de los celulares en el sendero Huella Andina

De todo. Mis borceguíes urbanos jamás me abandonan. Son los que uso todo el año, todo el tiempo, aunque haga calor o frío, en la montaña y en el mar. Para el trekking en #HuellaAndina en Patagonia también los usé lo más bien. Pasaron pastizales, troncos, montaña y playa lacustre.  Total que cuando pones el pie en el agua, la temperatura ayuda a que descanse el pie en caso de que vengas muy ajetreado.

huella andina

En este tramo cercano a Bariloche, por el sendero unís pobladores, uno de ellos, la tiene clara, deja acampar cerca del establo pero además, el único rincón donde hay señal de celular es poner el teléfono sostenido en un poste.

huella andina

Entonces el dueño lo deja todo el día allí y cada tanto verifica si recibió un mensaje y lo mismo hace para responder: escribe el mensaje lo envía y para que salga cuelga en el poste el aparato hasta que conecta con la señal y se envía solo.

huella andina

En cada cobertura que hice para la revista El Federal que tras doce años cerró en marzo pasado, y ahora desde hace un año para revista Veintitrés, registro estos detalles de comunicación. Ver para creer y desmitificar aquello de que la era cibernética lo cubre todo. La naturaleza la supera. ¡Por suerte!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *